Los Bronquios

Un bronquio (del griego bronkhion) es cada uno de los dos conductos fibrocartilaginosos en que se bifurca la tráquea y que entran en los pulmones.
Cada bronquio es una estructura tubular que conduce el aire desde la tráquea a los alveolos pulmonares.

Los bronquios son tubos con ramificaciones progresivas arboriformes (25 divisiones en el hombre) y diámetro decreciente, cuya pared está formada por cartí­lagos y capas muscular, elástica y mucosa  Al disminuir el diámetro pierden los cartílagos, adelgazando las capas muscular y elástica.
Las bronquitis agudas son infecciones ví­ricas o bacterianas del árbol bronquial: la mucosa bronquial se inflama y aumenta su secreción.

La bronquitis crónica es una forma de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica, causada por el tabaco) caracterizada por inflamación crónica y cambios cicatriciales en la mucosa, y tos y expectoración persistentes.

El asma se produce por hiperreactividad inmune de los bronquios: se contrae excesivamente la capa muscular disminuyendo el diámetro y dificultando el paso de aire.

La mayorí­a de los cánceres de pulmón se producen en los bronquios por transformación maligna de las células de la mucosa.

Que es la bronquitis

La inflamación de los bronquios en los pulmones es a lo que se llama Bronquitis.

Siempre se debe a virus o bacterias, pero el humo del cigarro y la contaminación también pueden ser culpables de este mal, que muchas veces se da después de un catarro que no se curó bien o de una infección respiratoria.

Esta infección da paso a que se cree moco o flema en los conductos de las vias respiratorias como respuesta a la infección.